was successfully added to your cart.

Carrito

Calibración de instrumentos de medición

Importancia del aseguramiento metrológico a los equipos de medición

El aseguramiento metrológico está íntimamente ligado a la evaluación de la conformidad de los equipos de medición, dando a este último concepto un enfoque funcional, tendiente a demostrar que se cumplen requisitos especificados relacionados a la selección, uso previsto y la emisión de una declaración.

A lo largo de las experiencias académicas y profesionales se ha escuchado la frase célebre, atribuida a Peter Drucker “Lo que no se mide, no se puede mejorar”. Por ejemplo, un proceso netamente productivo puede tener en sus líneas de producción equipos de medición que analizan la composición de una materia prima, dando en tiempo real la información necesaria para cambiar o aceptar sus propiedades y así ser utilizada como entrada en el proceso de transformación industrial. Un ejemplo adicional se puede materializar fácilmente en los procesos de transferencia de custodia de hidrocarburos, pues a través de la medición de flujo se asegura que la cantidad de un producto transferido sea el pactado o establecido entre dos o más partes.

En este punto, es relevante iniciar dando un panorama al lector sobre que palabra utilizar para referirse al artefacto analógico o digital que ayuda a obtener una medición, por lo cual se ha de aclarar que la terminología depende de la contextualización espacio – temporal; es decir, es común usar la palabra equipo, dispositivo o instrumento para referirse a lo mismo; es así como por ejemplo, el estándar internacional ISO 9001:2015 utiliza el término dispositivo, el estándar internacional ISO/IEC 17025:2017 utiliza el termino equipo (no confundir con el requisito equipamiento cuyo numeral corresponde al 6.4) y el estándar internacional ISO 10012:2003 contempla el termino instrumento. Sin importar el término que se utilice, las organizaciones que pertenecen a los diferentes sectores económicos buscan realizar de forma eficiente los procesos de mejora continua, agregando valor a los productos y servicios ofertados y apuntando a ser competitivos en una economía cada vez más agresiva.

Son de destacar los siguientes requisitos normativos:

  • El estándar internacional ISO 9001:2015 en su numeral 7.1.5.1 establece: “La organización debe determinar y proporcionar los recursos necesarios para asegurarse de la validez y fiabilidad de los resultados cuando se realice el seguimiento o la medición para verificar la conformidad de los productos y servicios con los requisitos”.
  • El estándar internacional ISO/IEC 17025:2017 en su numeral 6.4.13 establece: “6.4.13 Se deben conservar registros de los equipos que pueden influir en las actividades del laboratorio. Los registros deben incluir lo siguiente, cuando sea aplicable: a) la identificación del equipo, incluida la versión del software y del firmware; b) el nombre del fabricante, la identificación del tipo y el número de serie u otra identificación única; c) la evidencia de la verificación de que el equipo cumple los requisitos especificados; d) la ubicación actual; e) las fechas de la calibración, los resultados de las calibraciones, los ajustes, los criterios de aceptación y la fecha de la próxima calibración o el intervalo de calibración; f) la documentación de los materiales de referencia, los resultados, los criterios de aceptación, las fechas pertinentes y el período de validez; g) el plan de mantenimiento y el mantenimiento llevado a cabo hasta la fecha, cuando sea pertinente para el desempeño del equipo; h) los detalles de cualquier daño, mal funcionamiento, modificación o reparación realizada al equipo.

A fin de dar cumplimiento con lo establecido en los estándares internacionales ISO 9001:2015 e ISO/IEC 17025:2017, es apenas lógico que se disponga de la logística y las acciones pertinentes para controlar los dispositivos de medición, de manera que las mediciones sean confiables, conforme con lo establecido en el estándar internacional ISO 10012:2003. En este punto de la discusión, es interesante denotar que el conjunto de operaciones necesarias para asegurar que el equipo de medición se ajusta a los requisitos para su uso previsto, se denomina confirmación metrológica (véase estándar internacional ISO 9000:2015).

Pensando en la realidad metrológica de cualquier sector económico, se puede definir que las decisiones que se toman en el diario vivir están asociadas a una incertidumbre (entiéndase como duda razonable), por lo cual es apenas evidente que la confirmación metrológica se debe asociar al pensamiento basado en el riesgo.

Pensamiento basado en el riesgo aplicado a equipos de medición

Desde el punto de vista organizacional existen innumerables riesgos, generados tanto por el entorno como por el desarrollo normal de sus actividades. Frente a la confirmación metrológica de los equipos de medición se pueden identificar fácilmente dos tipos de riesgos: riesgo operativo y riesgo estratégico.

El riesgo operativo, según el contador público Iván Rodríguez, es la posibilidad de ocurrencia de pérdidas financieras, originadas por fallas o insuficiencias de procesos, personas, sistemas internos, tecnología, y en la presencia de eventos externos imprevistos; teniendo conexo el riesgo reputacional. Por otro lado, el riesgo estratégico está enlazado a cualquier impacto actual y futuro en los ingresos y el capital que podría surgir de la aplicación indebida de las decisiones.

Llevados estos riesgos a un caso hipotético de la realidad organizacional frente a los equipos de medición, se pueden establecer, a modo de ejemplo, dos factores de riesgos:

Sector de análisis: Sector productivo

Factor: no se tiene un plan de aseguramiento metrológico para los equipos de medición.

Riesgo: ausencia de la confirmación metrológica de los equipos de medición.

Tipo de riesgo: operativo

Posibles consecuencias: interrupción del proceso productivo por falla del equipo de medición.  Incumplimiento de la producción prevista por falla del equipo de medición. Pérdidas financieras por el desecho de materia prima, ocasionado por la falla del equipo de medición. Pérdidas financieras asociadas con negligencia del encargado de la confirmación metrológica de los equipos de medición. Pérdidas financieras por mala imagen ante las partes interesadas.

Sector de análisis: organismo de inspección

Factor: capacidad instalada insuficiente.

Riesgo: disminución de los servicios por pérdida de clientes.

Tipo de riesgo: estratégico

Posibles consecuencias: pérdidas financieras por la falta de equipos de medición. Pérdidas financieras por pérdidas de contratos, debido a la falta de equipos de medición.

Los riesgos operativos (omisión o mal ejecución de funciones) o estratégicos (decisiones inadecuadas), pueden convertirse en perjudiciales para una organización. Con relación a los equipos de medición, omitir actividades como son mantenimiento, calibración y comprobación, eleva la probabilidad ocasionar efectos negativos en los objetivos organizacionales.

Por: Msc. Edgar Andrés Martínez Arias

Abrir chat